Archivado en Noticias Series El Exorcista Sense8

Alfonso Herrera lucha contra los demonios de Hollywood con The Exorcist

Alfonso Herrera está en lucha con el demonio como el protagonista de la nueva serie The Exorcist. Pero el actor mexicano de 32 años es más veces comparado con el ángel del cine español, ese Antonio Banderas al que se le da un aire, especialmente en la simpatía de su mirada. “Me lo dicen a menudo y es un comentario que vale la pena oír”, dice orgulloso este actor y cantante nacido en la ciudad de México y al que sus amigos conocen como Poncho. “Enorgullece la comparación como actor y por lo que representa. Escuché a Banderas hablar en los Premios Platino, de cómo tenemos que aunarnos para conseguir lo que queremos y no le tengo más que respeto”, aseguró en referencia a una alocución del intérprete malagueño durante la entrega de unos premios que también han reconocido la labor internacional de la HFPA. Herrera es un intérprete de mundo que ha trabajado en España, Brasil, Argentina, Colombia, Berlín y ahora en Estados Unidos gracias a la serie de nuevo cuño que retoma el clásico del terror que bajo el título de El exorcista llevó a la pantalla en 1973 la novela de William Peter Blatty generando una larga saga cinematográfica de posesiones demoniacas.

La serie de televisión parte de la misma premisa pero con un importante cambio en su trama. El sacerdote que se debate entre su propia fe y la presencia del demonio es el padre Tomás Ortega, papel que interpreta Herrera.

¿A qué se debe este cambio? ¿Por qué un sacerdote hispano?

No puedo estar más contento del cambio. Los estudios Fox, productores del piloto, han sido capaces de darse cuenta de la increíble presencia hispana que existe en EEUU y de sus demandas televisivas, un público que quiere ver cosas nuevas y acabar con los estereotipos. Y me encanta ser parte de este proceso de cambio.

¿Qué es lo que tiene El exorcista que más de cuatro décadas después de su estreno todavía sigue dando que hablar como uno de los clásicos del género de terror?

La película se mantiene como un icono en el cine internacional y creo que no tiene tanto que ver, o no solo tiene que ver, con el terror. Se trata de una historia bien realizada con personajes redondos, tridimensionales y que es capaz de evocar nuestros temores. Y ese es el mismo propósito en esta serie. Una gran responsabilidad dada la popularidad de la película en la que nos basamos pero también una gran oportunidad dado que así llevamos este clásico a una nueva generación.

¿Cree en el demonio? ¿En la encarnación del mal?

Considero que hay energías. Que existe la luz y la oscuridad. Y yo siempre prefiero la luz. Aunque es cierto que en México existe un misticismo hacia la muerte con la celebración del Día de los Muertos.

En México cuenta con una larga carrera no solo como actor sino como cantante. ¿Es duro volver a empezar en Hollywood?

Cuando uno piensa que ha llegado es que está acabado. Nunca dejo de ponerme metas y de crecer, como actor y como persona.

¿Qué le llevó a la interpretación?

La aviación. Quería ser piloto comercial y matricularme en San Antonio, Texas (EEUU). Pero el padre de una amiga, director de cine, me ofreció un papel (Amar duele, 2002). Luego cuando me iba a marchar salió otro y así hasta ahora. Quizá cuando acabe con The Exorcist se el momento de sacarme el título de piloto.

En The Exorcist trabaja con Geena Davis. ¿Cómo la describe como actriz?

No es necesario porque ¿quién no conoce a Geena Davis? Me la presentaron cuando llegué a Chicago para la lectura del guión. No me olvidaré. Además de una gran actriz es una gran compañera de trabajo, generosa con todo el mundo.

¿Cómo compara su otro trabajo televisivo estadounidense junto a las hermanas Wachowski en Sense 8 con The Exorcist?

Ambos se parecen en que tienen una columna vertebral muy sólida lo que hace el trabajo muy sencillo. Sense 8 es algo que celebro además porque me ha hecho formar parte de una revolución televisiva que está cambiando la forma de ver contenidos.

Créditos: Golden Globes

Share