Archivado en Noticias Series Sense8

Alfonso Herrera reconocido como Queer Icon en Guadalajara

Alfonso Herrera es popular entre la comunidad LGBTTTI no sólo por su físico sino por su papel de Hernando en la serie de Netflix, Sense8, lo que le valió ser reconocido como “Queer Icon” dentro de la sexta edición del apartado diverso del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

Con la estatuilla de la “M” entre las manos, el reconocido histrión que protagoniza la serie estadounidense El Exorcista, dedicó el reconocimiento a Lana y Lili Wachowski.

Cuando tenía 16 años me iba de pinta para ver Matrix y ahora, 17 años después, tengo la oportunidad de trabajar con Lana y con Lili“, recordó.

Calificó como un gran regalo poder colaborar con guionistas y directoras talentosas como estas hermanas responsables también de títulos como V de Venganza y Cloud Atlas.

Fue una gran oportunidad compartir el set con maestras del cuadro“.

Sobre los rumores que desataron los apasionados besos y escenas sexuales que comparte con Miguel Ángel Silvestre en Sense8, Herrera dijo que se enfoca en su trabajo y deja de lado los chismes.

Yo creo que hoy más que nunca tenemos que apoyar la diversidad y verla como una fortaleza“, señaló Herrera.

Hay que ver al señor que está gestando unas ideas macabras en el Norte. Hoy más que nunca se necesitan historias que enaltezcan la diversidad y no solamente en la sexual, como latinos tenemos que estar muy orgullosos de nuestras raíces“.

HQHQHQHQ

También podemos leer en su cuenta oficial de Twitter el discurso que recitó al recibir el premio:

Los actores somos contadores de historias. Representamos a seres humanos cuya existencia es un claroscuro con matices hermosos y perfectos en su imperfección.

En Sense8, fui invitado para personificar tan solo una pequeña parte de la lucha que Lilly y Lana Wachowski han emprendido tanto en la industria cinematográfica como en la sociedad. Ellas, como muchos otros hombres y mujeres, han tenido el valor de alzar la voz para hacer de este mundo un lugar más digno, no sólo para la comunidad LGBT, sino para todos los que formamos este colectivo llamado humanidad.

En un mundo cada vez más dividido, cada uno, desde su trinchera, tiene la obligación de luchar por la igualdad. De no hacerlo, entonces somos corresponsables de la atrocidad.

Quiero creer que somos más las personas que rechazamos los muros y las divisiones.
Quiero creer que somos más los que privilegiamos la dignidad humana, sin importar el género, el origen, la nacionalidad o la preferencia sexual.
Quiero creer, que si somos capaces de imaginarlo, entonces, un mundo equitativo sí es posible.

Share