Alfonso le cierra el camino al cliché
Archivado en El Exorcista El Elegido Películas Noticias Sense8 Series

Alfonso le cierra el camino al cliché

Largo ha sido el camino de Alfonso Herrera para alejarse de sus épocas “rebeldes”, aquellas que lo lanzaron al estrellato tras dejar huella como el antagonista de Amar te Duele. De un tiempo a la fecha se ha convertido en miembro de la élite de actores mexicanos que han sabido dar el paso al mercado anglosajón, gracias a la obtención de papeles en proyectos bastantes notorios. No obstante, en nuestra conversación por teléfono constatamos que mantiene los pies en la tierra y se muestra como una persona sensata: alguien que ve en la actuación un medio de aprendizaje: “Yo espero nunca perder esa hambre de seguir aprendiendo y seguir teniendo esa conciencia, eso es lo que más disfruto”, nos dice.

Tal vez por eso prevalecen en su repertorio personajes de corte histórico, como ocurrió con la cinta El Elegido —que fue la primera película mexicana estrenada en Netflix—, en la cual se puso en los zapatos de Ramón Mercader, el espía que asesinó a León Trotsky en México. Previamente, Poncho Herrera hizo sus ‘pininos’ al personificar a seres históricos en la televisión: se transformó en Aquiles Serdán (El Encanto del Águila) y, en un tono muy diferente, en el mítico Ché Guevara (Drunk History: El lado borroso de la historia). Incluso mostró interés en proyectos que parodian la realidad, como cuando en La Dictadura Perfecta dio vida al productor Carlos Rojo, un rol que le dio bastante visibilidad. Participar en el filme de Luis Estrada significó su renuncia a un contrato de exclusividad con Televisa, lo que resultó en un doble acierto. Primero, porque demostró ser un actor comprometido con los papeles y temas que le importan, y, segundo, porque tiempo después de liberarse de las cadenas de la televisora consiguió dos de los proyectos que mayor resonancia internacional han tenido en su carrera: Sense8 y la serie The Exorcist.

¿Acaso trabajar a las órdenes de las Wachowski ha sido su experiencia más gratificante profesionalmente hablando? Su respuesta es mesurada: “Ha sido una gran experiencia, creo que todas las experiencias laborales que he tenido me han enseñado, sería muy injusto con todas las que he tenido decir que (ésta) es la mejor”. En Sense8, Herrera interpretó a un joven homosexual de muchos matices —alejado del cliché—, pero en The Exorcist su personaje no podría ser más distinto: es un sacerdote a través del cual lleva al terreno de lo físico la batalla entre la luz y la oscuridad. “Yo creo que existen el bien y el mal, creo que hay una dualidad que ha existido desde el principio de los tiempos y nosotros estamos tratando de darle cara”, nos dijo.

Al hablar de su trabajo como el Padre Tomás se muestra orgulloso de que el thriller de Fox le permitiera mostrar su orgullo por sus raíces latinas. “Me dio mucho gusto representar a México en una serie de un corte y un canal más tradicional. Cuando empezamos a hacerla, la cadena me pidió que cambiara mi acento, que lo tratara de hacer más americano. Yo les dije: ‘Si quieren hacer a un mexicano, como por qué tengo que cambiar mi acento, éste es el acento que usaría un mexicano’. Afortunadamente accedieron a no neutralizarlo tanto”.

Entonces, mientras continúe con su batalla en la jungla de las producciones anglosajonas, El Dandy seguramente procurará, desde su trinchera, rebelarse contra los clichés en que nos tienen encasillados.

Revista Cine Premiere México (Julio 2017)

Share
Llega El Elegido a Netflix y Cineteca
Archivado en El Elegido Noticias Películas

Llega El Elegido a Netflix y Cineteca

A finales de la década de los 30, León Trotsky buscó asilo en México, al igual que cientos de personas que, en esos años, huían de persecuciones políticas alrededor del mundo. Ese episodio de nuestra historia es rescatado y...