Entrevista en la revista Maxwell
Archivado en Noticias Fotos Scans Photoshoot Series La Ciencia de lo Absurdo Sense8 El Exorcista Teatro

Entrevista en la revista Maxwell

En la revista Maxwell México de noviembre 2017 podemos encontrar una entrevista que le realizaron recientemente al actor mexicano con motivo del estreno de la segunda temporada de El Exorcista. Puedes leerla a continuación.


Arte y oficio de un actor fuera de serie

Alfonso Herrera está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera. Imparable, motivado y comprometido, se ha vuelto uno de los actores más reconocidos en la nueva ola de series televisivas y, por si fuera poco, no hace mucho se estrenó como papá del pequeño Dani, lo cual asegura, es la mejor experiencia que le ha sucedido en la vida.

Cuando Alfonso Herrera tenía 17 años vio su futuro en la aviación, de ahí que quisiera estudiar para ello en San Antonio, Tx. Sin embargo, la actuación apareció circunstancialmente en varios momentos de su vida y no es algo que le genere conflicto, sino todo lo contrario. Desde sus primeras telenovelas hasta el día de hoy (involucrándose en proyectos realmente exitosos), Alfonso ha demostrado que nació para estar frente a las cámaras.

Con su participación en las series Sense8 de Netflix y The Exorcist de FOX, Alfonso ha retado su talento y ha quedado bien parado internacionalmente. Precisamente, The Exorcist es lo que lo mantiene ahora ocupado. Al tiempo de nuestra entrevista, Alfonso se encontraba en Canadá para las filmaciones de la segunda temporada.

La serie ha obtenido excelentes opiniones, está inspirada en la novela y serie de películas homónimas, un ícono del drama y del terror. Alfonso hace del padre Tomás, quien tiene que luchar contra diversas fuerzas malignas. Mientras el proyecto ha demostrado que las cosas bien hechas pueden cautivar a todo un mercado afín a un género específico; Alfonso ha comprobado que los latinos están hechos para diversos tipos de papeles, no sólo aquellos que tienen qué ver con estereotipos desgastados. “En la primera temporada había un enlace muy fuerte con la película original de 1973; sin embargo, en esta segunda temporada nos estamos deslindando un poco más del original. Estamos navegando con mucha más libertad, explorando nuevas áreas geográficas en Estados Unidos; la primera temporada fue en Chicago y la segunda fue en el noroeste, que es toda la parte de Seattle y Montana. Son dos atmósferas completamente diferentes, lo cual la hace mucho más interesante y rica (con) ese contraste“, asegura Herrera.

El capítulo e, incluso, una parte del primer episodio de The Exorcist se filmaron en la Ciudad de México, de donde es originario el personaje de Alfonso, ello ha desatado rumores de que una tercera temporada podría desarrollarse en nuestro país. “Hablando un poco con el creador de la serie y el main producer, decían que probablemente les encantaría explorar la parte norteamericana de la cultura católica y que se les hacía un elemento muy interesante para incorporar en esta serie. Y pues bueno, eso sucedería si avanzamos a una tercera temporada. Todavía falta mucho tiempo“, asegura Herrera.

¿Cómo logras tener un abanico tan amplio de posibilidades al interpretar personajes tan diferentes entre sí?
Yo creo que, primero que nada, disfrutándolo. Yo disfruto mucho de lo que hago y disfruto mucho la creación de mis personajes. Realmente es muy divertido, me divierto mucho tanto en el proceso como en la creación, en la interpretación; hacer historias diferentes, buscar historias y personajes interesantes (…).

¿Consideras que representas un perfil de actor latino diferente, actual y moderno?
Considero que en muchas ocasiones se tiene una visión muy limitada de lo que nosotros como mexicanos representamos para los networks y para todas estas cadenas de televisión (…). Solamente hay que ver algunos programas de televisión y algunas películas para darte cuenta de cuál es esta visión tan cliché de lo que ellos creen que somos. Y algo que gusta mucho, especialmente tanto de El Exorcista como del personaje que interpreté en Sense8, es que son latinoamericanos, son mexicanos que no representan ese cliché y esa imagen errónea en la cual se nos posiciona. Nosotros como mexicanos tenemos una cultura realmente rica, tenemos cosas sumamente valiosas y creo que en esos proyectos tanto los creadores como los escritores nos han dado a los latinos la posibilidad de compartir algo mucho más aterrizado, que muestra algo tridimensional –no algo caricaturesco, por así decirlo–. Y es algo que yo celebro.

Como actor, ¿con qué tipo de proyectos sueñas?
Más que un proyecto específico, trato de ser coherente con lo que quiero compartir y con lo que quiero expresar. Yo creo que es importante escoger los proyectos; y no lo digo como latinoamericano, porque he tenido la fortuna y la posibilidad de trabajar por estos lares. Somos responsables de los papeles que escogemos para dar a conocer lo que somos (…). Mi única meta es seguir avanzando, seguir trabajando sin importar cuál sea el rumbo: hacia el norte, el sur, el este o el oeste. A mí lo que me importa es buscar historias y personajes interesantes, que puedan transformar o decir algo.

¿En algún momento te gustaría incursionar en la producción o escribir alguna película o serie?
No lo sé, probablemente. Creo que para poder meterte de lleno en una producción y poder estar del otro lado de la cámara, debes de encontrar un proyecto que te quite el sueño y algo que realmente te llene y digas ‘¡Va! Le voy a entrar al 100%’, y creo que eso no ha llegado por lo pronto y en este momento el sueño lo valoro muchísimo, especialmente con un pequeñito de unos cuantos centímetros.

¿Cómo ha sido la experiencia de ser padre?
Ha sido la montaña rusa más increíble y más interesante. Lo más increíble que me ha pasado. El proceso es lo que más te enseña; es la enseñanza más grande que me ha dado la vida.

¿Te ha tocado cambiar pañales?
Todo. Absolutamente de todo.

¿En qué entorno te gustaría que creciera tu hijo?
Me encantaría que viviera en una sociedad que pueda respetar las diferencias, que valore las diferencias. Creo que en este momento estamos viviendo momentos muy obscuros y un poco tenebrosos (…). Nada más es cosa de abrir un periódico o una revista y darte cuenta del caos en el que estamos metidos. Yo estoy seguro que, en algún momento, cuando pasemos por todo esto, vamos a volver a este punto, y yo espero que mi hijo pueda ser testigo de un mundo más respetuoso.

¿Crees que se pueda dar un cambio de conciencia, volver al origen?
Sí, yo creo que sí. Yo creo que las generaciones que vienen van a aprender de los errores que hemos cometido nosotros. Y creo que absolutamente todas las generaciones lo hacen (…). Espero que no volvamos al punto en el que nos encontramos ahora, es un mundo tan peculiar en el que nos encontramos en este momento (…). Ha sido un año lleno de cambios a los cuales te debes de adaptar, y en esa adaptación se encuentran muchísimos aprendizajes. Creo que ha sido un año sumamente complicado (…) con tantas situaciones que han pasado, desde el terremoto, los huracanes, Trump, todos estos movimientos que han ocurrido en Europa —casi casi arañando el fascismo—. Ha sido un año sumamente duro. Y vuelvo a lo mismo, espero que no regresemos a esto jamás.

 

Luego del inesperado cese de la serie Sense8, Netflix decidió filmar un último capítulo especial que durará dos horas; con filmaciones en Europa, Alfonso pasará de esa forma los últimos meses del 2017, con una dinámica complicada porque, por otro lado, debe estar también en Canadá para las filmaciones de The Exorcist. Pronto estará de regreso en México para las grabaciones de la quinta temporada del programa de comedia La Ciencia de lo Absurdo, así como para empezar los ensayos de una obra de teatro.

Revista Maxwell

Share
Alfonso Herrera, hambriento de seguir aprendiendo
Archivado en Noticias Películas El Elegido Series El Exorcista La Ciencia de lo Absurdo Sense8

Alfonso Herrera, hambriento de seguir aprendiendo

Alfonso Herrera surgió de un mundo pop. No lo niega, ni se avergüenza. No tiene por qué, al contrario, ahí es de donde tomó las primeras herramientas para darle forma a su carrera como actor, su verdadero objetivo. No ser cantante, no ser eterno galán. Sin embargo, requirió mucha inteligencia y paciencia para bajarse de ese tren en paz, sin escándalos, sin resentimientos y sin una historia de vida al borde. ¡Salió ileso!

Fue así que, de una forma natural y amigable, le dio una palmada de despedida al ídolo juvenil para dejar sólo al tipo que busca toparse con buenos proyectos, con personajes que le confronten y le permitan seguir aprendiendo. Se ha vuelto exigente y aunque pareciera que Hollywood no lo deslumbra, sí le emociona el encuentro con proyectos que lo sacudan. Decidió enfocarse en crear una carrera, construirla a partir de la honestidad consigo mismo y de mucha firmeza en cuanto a lo que quiere y hacia dónde quiere llegar. México, Estados Unidos, Europa… No importa el lugar, él únicamente quiere seguir trabajando en su carrera.

Encontrarnos con Alfonso Herrera, más conocido como Poncho Herrera, tomó tiempo, lo hicimos en el CrossFit 365 de la colonia Condesa, tras varios meses. No fue fácil, porque a mediados de 2016 se alineó en su vida el combo perfecto. Dio el gran salto. Lo último que filmó en México fue la serie El Dandy y parte de la película El Elegido, pero desde que fichó para la serie de Netflix, Sense8, de ahora las hermanas Wachowski, el trabajo internacional no ha parado: le siguió la serie El Exorcista para la cadena Fox y continúa con la conducción del programa La Ciencia de lo Absurdo del canal NatGeo.

Entrevista de The Red Bulletin México

Has tenido mucho trabajo, pero pareciera que has ido refinando la selección de tus proyectos, ¿cuándo decidiste que fuera así?
“Decidí que lo importante es seguir aprendiendo. Tener esa hambre de seguir haciéndolo”.

¿Te has vuelto más exigente?, ¿tienes más filtro a la hora de elegir un trabajo?
“Me gusta contar historias y que los personajes sean increíbles; que digan algo. Primero que te cambien a ti, para después generar un cambio. Una vez se me acercó Damián Alcázar, antes de filmar La Dictadura Perfecta, y me dijo: ‘Qué bueno que estás tomando conciencia de lo que quieres decir’. Si todos tomamos conciencia de lo que queremos transmitir, la perspectiva de nuestro trabajo, todo cambia. Muchas veces hay personajes en los que puedes jugarla fácil, pero si no te retas o no te saca de tu zona… Como ¿para qué?”.

Lo que te dijo Damián…
“Eso me hizo mucho eco, porque al final de cuentas yo sí tuve que poner un freno de mano para ver hacia dónde me quería dirigir, qué y cómo lo quería hacer. Pero, por supuesto, también disfrutarlo”.

Ese freno de mano obliga a hacer una revisión de 360º de lo que somos…
“Sí, tener mucha conciencia de quién eres en ese momento. Yo considero que sigo en un proceso de aprendizaje que me ha servido para poder seguir adelante y continuar disfrutando de los proyectos”.

¿Cuál es tu hambre?
“Seguir aprendiendo, seguir trabajando, no importa si es en el norte o en el sur. Cada vez que me preguntan qué tipo de personajes me gustaría hacer, respondo: ‘No sé’. Pero cuando llegan es cuando me digo: ‘¡No mames!, ¡esto está increíble!, ¡esto es lo que quiero hacer!’”.

Esta hambre, a veces, hace que te tengas que tragar un chingo de trabajo, pero no es tu caso…
“Es que cuando escoges un proyecto te puede tomar cuatro meses. Cuando hice El Elegido, empezamos en enero y lo terminé en julio. Tan sólo ese proyecto ya fue un chingo. En el caso de Sense8, donde hubo un proceso de preparación física, la primera temporada me llevó de mayo a septiembre de 2015. Cuando hice El Exorcista, grabé el piloto en marzo y lo terminé en septiembre. Entonces son procesos sumamente largos”.

¿Cuáles son las diferencias con los proyectos más cortos, donde no te tienes que preparar tanto?
“No, no… Te tienes que seguir preparando, pero tienes que resolver mucho más rápido. En estos procesos largos puedes tener mucha más preparación, puedes tener más planeación, hay un trabajo de mesa mucho más extenso”.

¿Ahora tienes más tiempo?
“Así es. Y lo busco también”.

¿Crees que tener mucho más tiempo para prepararte es lo que te ha permitido dar ese salto?
“Pues no lo sé, me siento más cómodo al prepararme un poco más, estudiar más, tener más tiempo de trabajo de mesa con la gente, simplemente. Una vez que puse ese freno de mano para ver dónde estaba, también pude ver cuáles son mis fortalezas y mis debilidades, pulirlas… Obviamente, mis debilidades trabajarlas mucho más”.

En el proceso de las debilidades, ¿cómo le haces para que realmente cambie eso?
“Con trabajo… ¡Trabajando! Tomándome en serio lo que estoy haciendo. Si vas a hacer un personaje tienes que trabajar. El tiempo te da la posibilidad de descubrirlo, trabajarlo con el director, con los creativos y ellos mismos te van dando feedback, lo cual retroalimenta todo”.

Fuera de falsas modestias y en un ejercicio de introspección, ¿cuáles son tus fortalezas y debilidades?
“No quisiera ahondar, porque me da un poco de pudor, lo que te quiero decir es que debes ser tremendamente honesto contigo mismo”.

La mayoría de la gente no es honesta, no se quiere fijar en sus broncas y sólo se fija en lo bonito o lo bien que lo hacen los demás, ¿tú como le haces para ver lo malo de ti?
“Siendo auténtico. Es un trabajo de sentarte y escuchar qué estás haciendo mal, porque muchas veces puedes tener diferentes perspectivas, la que yo tengo de mí, la que tú tienes de mí y está la perspectiva que realmente existe. Hay que estar abierto al feedback que te dan los demás y eso es muy valioso, porque hay una frase que lo dice todo: ‘No mates al mensajero’”.

¿El feedback siempre lo has tenido o lo desarrollaste a lo largo de tu carrera?
“Siempre lo he tenido”.

O sea, ¿no tienes problema con que alguien llegue y te diga tus verdades?
“Mira, sinceramente, pues ya me han dicho de todo en la carrera que he tenido y al final de cuentas, me he mantenido muy firme en qué es lo que quiero y hacia dónde quiero llegar. Si me hubiera enfocado en lo que se decía, en cómo se me percibía, pues me hubiera quedado en un lugar muy específico. Esa es una fortaleza que tengo, mi tenacidad; pero ha sido un proceso muy lindo el querer fijarme una meta y tener un paso constante hacia donde quiero llegar”.

Esto es parte de un trabajo personal, introspectivo… muy del actor, ¿no?
“No sólo del actor, es un trabajo que tienes de convivencia en un set, que tiene que ver con el oficio actoral, pero también con la relación de persona a persona. Lo que pasa es que muchas veces en un set es donde aprendes, a partir del trabajo en equipo, e implica saber escuchar y también que te escuchen”.

Ahora que estás trabajando en un nivel internacional, ¿qué pasa ahí?
“Son exactamente los mismos fierros. Arriba o abajo son los mismos fierros. Lo único que cambia es tu visión, tu actitud y tu compromiso con el proyecto”.

Pero ¿qué diferencia encuentras cuando trabajas en México a cuando te enfrentas envuelto en producciones internacionales?
“Tiempo… Tienes más tiempo para poderte preparar. La diferencia, a veces, sólo tiene que ver con las limitantes que enfrentamos en nuestro país, aunque la manera en como se trabaja en México te da unas herramientas muy importantes, porque al tener poco tiempo siempre hay que resolver más rápido, estar al mil”.

De esos dos ambientes, internacional y mexicano, ¿no hay uno mejor que otro?
“Yo creo que lo mejor es seguir trabajando”.

¿Qué viene ahora?
“Después de El Elegido, la primera vez que una película mexicana se estrena directo a la pantalla de Netflix y en 190 países, esperar la confirmación de la segunda temporada de El Exorcista. Por cierto, a mucha gente le pareció raro que se tocara el santo grial del terror para hacer una serie. Cuando a mí me llegó el piloto, dije: ‘No manches, esto está rarísimo’, y ya cuando lo leí, dije: ‘¡No mames, esto está muy bueno!’. Lo sumamente chingón es que había un personaje mexicano y este se salía por completo del cliché que se maneja en las películas o series sobre como nos ven a los mexicanos en Estados Unidos. Estas también son las historias que quiero contar… Más allá de la serie, que es increíble”.

A lo mejor la pregunta es muy obvia, pero, ¿por qué es tan importante no crear estereotipos?
“Porque al final de cuentas es una mentira y es como tomar el camino fácil”.

¿Qué crees que somos los mexicanos?
“Lo que quiero y quise dar con ese personaje, en específico, es que como cultura somos una cosa tremendamente rica, que no somos ese estereotipo y que es errónea la forma en que nos ven. Creo que también es una responsabilidad nuestra el poder decirlo y hacerlo”.

Pero en el mundo del entretenimiento, donde se siguen los clichés, también es cierto que trabajas con el rostro y el cuerpo, sin embargo, ¿hasta dónde aguanta esto?
“Considero que lo importante es tu trabajo y uno invierte en lo que decide. Si uno sólo lo hace en lo físico, la fecha de caducidad es muy rápida. Entonces hay que invertir en otro tipo de cosas, hay que invertir en proyectos que estén interesantes, en personajes que valgan la pena… De ese modo, lo único que va a pasar es que no dependas enteramente de ello. Yo he tratado de diversificarme un poco más… ¡Y eso es todo!”.

UHQUHQUHQUHQ

The Red Bulletin México

Share
Entrevista extrema a Alfonso Herrera – Vanity Fair México
Archivado en Noticias Series El Exorcista Sense8 La Ciencia de lo Absurdo

Entrevista extrema a Alfonso Herrera – Vanity Fair México

En espera de la confirmación de una segunda temporada de El Exorcista y a punto de rodar una nueva entrega de La Ciencia de lo Absurdo, Alfonso Herrera nos habla sobre el estreno en Netflix de la película El Elegido y la nueva temporada de la serie Sense8. También nos confiesa, entre otras cosas, por qué considera al director Luis Estrada un profeta y por qué Amar te Duele le sigue “doliendo” 15 años después de haberse estrenado. “En la foto de mi IFE todavía tengo los pelos güeros de Amar te Duele. Cada vez que voy al aeropuerto y lo enseño, me dicen: ‘¿Por qué la mató?’. Mucha gente me ha dicho que ya es momento de cambiarla“.

¿No teme que su personaje en Sense8 (hace de pareja de Miguel Ángel Silvestre) merme el éxito que tiene entre el público femenino?
“Ese tipo de cosas son cuestión de morbo. Trato de ser profesional, dar lo mejor de mí en cualquier papel y no fijarme en ese tipo de opiniones. Justo el propósito de la serie es eliminar ese morbo”.

¿Cómo afronta, como actor, las escenas íntimas con Miguel Ángel Silvestre?
“Simplemente son dos personas que se están demostrando amor, independientemente del sexo de quienes componen la pareja”.

Ha sido objeto de muchas especulaciones en ese sentido, ¿es de los que contesta cuando le atacan en redes sociales?
“Difícilmente me engancho, solo cuando tiene que ver con futbol”.

¿Cuál es la mentira más absurda que ha leído sobre usted?
“Han dicho que va a haber reencuentro de RBD no sé cuántas veces. También me han liado con gente con la que no tengo relación y han fingido peleas con personas con las que me llevo bastante bien”.

En El Exorcista es el público el que sufre. En la vida real, ¿qué le da miedo a usted?
“Los gobernantes que tenemos en este país; es terrible”.

Si tuviera que dirigir el Gobierno de México, ¿lo haría en clave de comedia o de tragedia?
“A veces te dan ganas de reír y otras de llorar. Hace no mucho hablé con el director de La dictadura perfecta de cómo parece que agarraran la película, se nutrieran y tomaran las herramientas que ahí se exponen. Es como si Luis Estrada se convirtiera en la Biblia de lo que ahora están haciendo. Fue una especie de profeta. Ves la cinta y te ríes, pero de una manera peligrosa, porque te ríes de la realidad de tu país y de cómo lo manejan”.

A pesar de andar de un lado para otro por trabajo, siempre regresa a su patria, ¿por qué?
“He trabajado mucho para construir algo aquí y no lo quiero dejar”.

Con tantos viajes, ¿se considera ya ciudadano del mundo?
“Soy mexicano”.

¿Qué opina de la frase: Veré la película solo porque sale Poncho Herrera?
“¡Bienvenido! Mientras la vean, está maravilloso. Cuando estaba haciendo la obra Nadando con Tiburones fue justo el año en el que Demián Bichir estaba nominado al Oscar; entonces mucha gente iba solo por verlo a él. Al final se llevaban una sorpresa porque, además de cumplir el objetivo, disfrutaban de una buena historia”.

¿Alguna vez se le ha ido una línea?
“Sí, en teatro es horrible. Fue en esa obra. Estaba haciendo una escena con Ana de la Reguera, ella me dio el pie y yo me quedé en blanco. La miré durante unos segundos y ella abría y cerraba los ojos como diciendo: “¿En qué te ayudo?”. Reaccioné a los cinco segundos, pero para mí se sintió como una hora”.

¿Extraña cantar?
“No, lo sigo haciendo en la regadera”.

¿Es bueno?
“Soy entonado”.

¿La fama cuesta o crea adicción?
“Yo creo que no existe. La veo como un trabajo; voy, checo mi tarjeta y al final del día salgo y regreso con mi familia”.

¿Qué tal lleva eso de ser padre?
“Soy feliz, estoy feliz. Es la montaña rusa más increíble que me ha pasado. Desde que mi hijo llegó todo gira en torno a él y es maravilloso. Eso sí, de dormir ni hablamos…”

¿Qué quiere ser de grande?
“Quiero no perder el hambre de seguir aprendiendo y haciendo cosas nuevas. Es lo único que le ruego a cualquier energía superior”.

¿Cree usted en Dios?
“Sí, aunque de una manera muy personal y particular”.

La más esperada

La segunda temporada de Sense8, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Strazcynski, se estrena el 5 de mayo.

VFMX

Share
Alfonso Herrera premiado en la Universidad de Harvard
Archivado en Noticias Series El Exorcista Sense8 La Ciencia de lo Absurdo

Alfonso Herrera premiado en la Universidad de Harvard

El actor será honrado mañana como el “Latino del Año” en el marco de la celebración anual de Presencia Latina, un show cultural que se realiza en la casa de estudios desde el 2002.

Para mí fue una sorpresa muy grata el poder ir a esta universidad“.

Me emociona mucho poder plantear mi punto de vista como latino, como mexicano, como alguien que se siente muy orgulloso de sus raíces, que tiene la posibilidad de trabajar en producciones fuera de México“, dijo Herrera en entrevista.

El ex RBD participará en un panel de preguntas y respuestas con los estudiantes, en el que platicará su experiencia como intérprete.

Además, aseguró, lo que más expectante lo tiene es la oportunidad de plantear su punto de vista y el intercambio de opiniones con los asistentes, considerando el clima político que existe, luego de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.

Me parece algo muy valioso que se pueda generar un diálogo entre estudiantes y tu servidor. Eso me entusiasma mucho“.

Estoy muy expectante. Poder ir y conocer a los estudiantes y, específicamente, conocer a la comunidad latina de estudiantes que está en Harvard, que supongo ellos fueron los que empujaron mucho para que esto (mi asistencia) pudiera ocurrir“, agregó.

El actor de series como Sense8 y El Exorcista asegura que su situación laboral y personal no ha cambiado desde que el nuevo Mandatario llegó al poder.

La interacción que he tenido con las personas que han estado en los proyectos que he hecho en Estados Unidos ha sido exactamente la misma“.

Gran parte de las personas que se dedican al entretenimiento no comulgan con la postura de Trump y eso es algo muy sabido por todo el mundo, inclusive por la gente que está en Estados Unidos“, compartió Herrera.

A la expectativa de saber si El Exorcista tendrá una segunda temporada, y próximo a grabar la cuarta temporada de La Ciencia de lo Absurdo, para NatGeo, el actor asegura que trabajar en el país es una prioridad en su carrera.

Estoy muy entusiasmado de seguir trabajando en México. He recibido propuestas de trabajo tanto en cine, televisión y teatro. Estoy muy abierto a seguir trabajando aquí. Me interesa mucho seguir trabajando en mi país“.

Share
Alfonso Herrera en entrevista telefónica con Javier Poza en Fórmula
Archivado en Noticias Películas El Elegido Series El Exorcista La Ciencia de lo Absurdo Sense8

Alfonso Herrera en entrevista telefónica con Javier Poza en Fórmula

En una entrevista telefónica con Javier Poza, el actor mexicano compartió datos sobre sus próximos eventos y proyectos, a continuación te resaltamos algunos comentarios de Poncho durante la entrevista además del audio donde puedes escucharla.

Se han juntado cosas muy buenas y positivas, no me puedo quejar. Ajustando la chamba con estas nuevas bendiciones que acaban de llegar, pero estoy muy feliz.

Cuando recibí la invitación para hacer la prueba de esta serie (El Exorcista), dije: “esta es una muy mala idea. ¿Quién se va a atrever a tocar este clásico?” (…) Fue una magnífica idea.

Cuando uno tiene el chip de seguir aprendiendo, te sigues divirtiendo y cuando te sigues divirtiendo creo que las cosas salen mejor.

Es un tema que siempre he tratado con mucho respeto y lo respeto.

No pude encontrar mucha información del tema a partir de gente de la iglesia, era un tema complicado. Pero la misma gente de la producción tenía una cantidad de información brutal.

Al tocar estos demonios pone a la historia en un lugar muy humano y fundamentada.

A mi no me importa si trabajo bien en el norte o bien en el sur, si viene de un lado o viene del otro, lo importante es seguir trabajando y tomar esto como lo que es: una profesión.

Los latinos estamos viviendo momentos muy importantes en Estados Unidos. Las televisoras se están dando cuenta del poder que tienen los latinos en este país.

Regresaré a México y haré la 4ª Temporada de “La Ciencia de lo Absurdo” para Nat Geo.

Veo complicado ir al  FICM para estrenar la película “El Elegido” pero estoy checando la agenda con la producción.

Y llega la 2ª Temporada de “Sense8”. Creo que se estrena el primer capítulo en diciembre, y la temporada entera se estrena el primer trimestre del 2017.

Miguel Ángel Silvestre es un gran compañero de trabajo y gran amigo, se le estima mucho. Es tremendamente comprometido.

Share
Alfonso Herrera interpreta a Ramón Mercader en “El Elegido”
Archivado en Noticias Películas El Elegido Series El Exorcista La Ciencia de lo Absurdo Sense8

Alfonso Herrera interpreta a Ramón Mercader en “El Elegido”

El actor de ‘Sense8’ y ‘Rebelde’ se mete en la piel del asesino de Trotsky en esta cinta dirigida por Antonio Chavarrías y con Elvira Mínguez y Hannah Murray en el reparto.

Tras finalizar la grabación de la segunda temporada de Sense8, Alfonso Herrera se embarcó en uno de los proyectos más difíciles de su carrera: encarnar a Ramón Mercader, el asesino de Trotsky en El elegido, película dirigida por Antonio Chavarrías que llega a los cines este viernes.

¿Cómo has abordado un personaje tan difícil?

Con la mayor verdad, porque al ser un tipo real hay muchas ideas preconcebidas. Antonio Chavarrías tenía muy claro lo que quería contar y lo escribió muy bien en el guión. Aún así, yo nunca acabé de sentirme del todo preparado.

¿Conocías la historia de Ramón Mercader?

Sabía lo que sabe todo mexicano. Cuando viene alguien de fuera le haces un tour y le enseñas la casa de Trotsky en Coyoacán. Pero poco más…

¿Qué tal se te ha dado rodar en inglés?

Te saca de tu zona de confort. Pero igual que en español, ¿eh? Al final tuve un coach para neutralizar mi acento. Si ves mis guiones parecen pergaminos con cientos de rayajos, inflexiones, cortes… Son como partituras.

Elvira Mínguez interpreta a tu madre. ¿Cómo ha sido tu relación con ella?

Tremenda. Elvira es una gran actriz y actuar con ella es como hacer trampa: la miras a los ojos y te lo da todo. Solo tienes que dejarte llevar. Desde que la vi en El tiempo entre costuras me pareció maravillosa.

No es sencillo crear una relación madre-hijo creíble…

Pero es que ella hace que todo sea muy fácil.

También has trabajado con Miguel Ángel Silvestre en Sense8. ¿Qué destacarías de los actores españoles?

Su disposición de hacer equipo. Y hay algo cultural que nos une y que son esas ganas de divertirse en el set. Eso es algo que no ocurre con otras culturas, que son más reservados. Con Elvira y Miguel Ángel me he reído tanto… Me divierto mucho trabajando con actores españoles.

¿Con quién más te gustaría coincidir?

Antonio Banderas, Luis Tosar, Javier Cámara y, por supuesto, ponerme a las órdenes de Pedro Almodóvar. Hay tanto talento en España…

¿Crees que este personaje mostrará un registro que tus fans desconocían?

Más allá de eso, me siento muy orgulloso del trabajo que realicé. Estoy muy satisfecho con el resultado. Pero las opiniones, por supuesto, vendrán…

Sobre todo porque se trata de un tema político que tendrá defensores y detractores.

Sí. De hecho, ya ha habido opiniones al respecto en redes sociales. Pero uno tiene que ser imparcial, entender que es una historia y defender al personaje.

¿Qué más proyectos tienes?

En diciembre se estrena en Netflix la segunda temporada de Sense8. Estoy orgulloso de formar parte de esta plataforma que está revolucionando la forma de ver televisión. Antes terminaré de grabar en Chicago El exorcista. Y después haré La ciencia de lo absurdo, una serie de National Geographic que ya va por la cuarta temporada.

¡No paras de trabajar!

Sí, pero bueno, esta carrera, como decimos en mi país. es muy canija. Es como una montaña rusa: igual estás arriba que abajo. Pero yo me considero afortunado, aunque aún me queda mucho por aprender.

Empezaste en el mundo de las telenovelas. ¿Volverías?

Por supuesto. Siempre y cuando me ofrecieran una buena historia. Estaré eternamente agradecido al género que me dio de comer tanto tiempo. De hecho, mucha gente me sigue recordando por Rebelde.

Share