Alfonso Herrera, hambriento de seguir aprendiendo
Archivado en Noticias Películas El Elegido Series La Ciencia de lo Absurdo El Exorcista Sense8

Alfonso Herrera, hambriento de seguir aprendiendo

Alfonso Herrera surgió de un mundo pop. No lo niega, ni se avergüenza. No tiene por qué, al contrario, ahí es de donde tomó las primeras herramientas para darle forma a su carrera como actor, su verdadero objetivo. No ser cantante, no ser eterno galán. Sin embargo, requirió mucha inteligencia y paciencia para bajarse de ese tren en paz, sin escándalos, sin resentimientos y sin una historia de vida al borde. ¡Salió ileso!

Fue así que, de una forma natural y amigable, le dio una palmada de despedida al ídolo juvenil para dejar sólo al tipo que busca toparse con buenos proyectos, con personajes que le confronten y le permitan seguir aprendiendo. Se ha vuelto exigente y aunque pareciera que Hollywood no lo deslumbra, sí le emociona el encuentro con proyectos que lo sacudan. Decidió enfocarse en crear una carrera, construirla a partir de la honestidad consigo mismo y de mucha firmeza en cuanto a lo que quiere y hacia dónde quiere llegar. México, Estados Unidos, Europa… No importa el lugar, él únicamente quiere seguir trabajando en su carrera.

Encontrarnos con Alfonso Herrera, más conocido como Poncho Herrera, tomó tiempo, lo hicimos en el CrossFit 365 de la colonia Condesa, tras varios meses. No fue fácil, porque a mediados de 2016 se alineó en su vida el combo perfecto. Dio el gran salto. Lo último que filmó en México fue la serie El Dandy y parte de la película El Elegido, pero desde que fichó para la serie de Netflix, Sense8, de ahora las hermanas Wachowski, el trabajo internacional no ha parado: le siguió la serie El Exorcista para la cadena Fox y continúa con la conducción del programa La Ciencia de lo Absurdo del canal NatGeo.

Entrevista de The Red Bulletin México

Has tenido mucho trabajo, pero pareciera que has ido refinando la selección de tus proyectos, ¿cuándo decidiste que fuera así?
“Decidí que lo importante es seguir aprendiendo. Tener esa hambre de seguir haciéndolo”.

¿Te has vuelto más exigente?, ¿tienes más filtro a la hora de elegir un trabajo?
“Me gusta contar historias y que los personajes sean increíbles; que digan algo. Primero que te cambien a ti, para después generar un cambio. Una vez se me acercó Damián Alcázar, antes de filmar La Dictadura Perfecta, y me dijo: ‘Qué bueno que estás tomando conciencia de lo que quieres decir’. Si todos tomamos conciencia de lo que queremos transmitir, la perspectiva de nuestro trabajo, todo cambia. Muchas veces hay personajes en los que puedes jugarla fácil, pero si no te retas o no te saca de tu zona… Como ¿para qué?”.

Lo que te dijo Damián…
“Eso me hizo mucho eco, porque al final de cuentas yo sí tuve que poner un freno de mano para ver hacia dónde me quería dirigir, qué y cómo lo quería hacer. Pero, por supuesto, también disfrutarlo”.

Ese freno de mano obliga a hacer una revisión de 360º de lo que somos…
“Sí, tener mucha conciencia de quién eres en ese momento. Yo considero que sigo en un proceso de aprendizaje que me ha servido para poder seguir adelante y continuar disfrutando de los proyectos”.

¿Cuál es tu hambre?
“Seguir aprendiendo, seguir trabajando, no importa si es en el norte o en el sur. Cada vez que me preguntan qué tipo de personajes me gustaría hacer, respondo: ‘No sé’. Pero cuando llegan es cuando me digo: ‘¡No mames!, ¡esto está increíble!, ¡esto es lo que quiero hacer!’”.

Esta hambre, a veces, hace que te tengas que tragar un chingo de trabajo, pero no es tu caso…
“Es que cuando escoges un proyecto te puede tomar cuatro meses. Cuando hice El Elegido, empezamos en enero y lo terminé en julio. Tan sólo ese proyecto ya fue un chingo. En el caso de Sense8, donde hubo un proceso de preparación física, la primera temporada me llevó de mayo a septiembre de 2015. Cuando hice El Exorcista, grabé el piloto en marzo y lo terminé en septiembre. Entonces son procesos sumamente largos”.

¿Cuáles son las diferencias con los proyectos más cortos, donde no te tienes que preparar tanto?
“No, no… Te tienes que seguir preparando, pero tienes que resolver mucho más rápido. En estos procesos largos puedes tener mucha más preparación, puedes tener más planeación, hay un trabajo de mesa mucho más extenso”.

¿Ahora tienes más tiempo?
“Así es. Y lo busco también”.

¿Crees que tener mucho más tiempo para prepararte es lo que te ha permitido dar ese salto?
“Pues no lo sé, me siento más cómodo al prepararme un poco más, estudiar más, tener más tiempo de trabajo de mesa con la gente, simplemente. Una vez que puse ese freno de mano para ver dónde estaba, también pude ver cuáles son mis fortalezas y mis debilidades, pulirlas… Obviamente, mis debilidades trabajarlas mucho más”.

En el proceso de las debilidades, ¿cómo le haces para que realmente cambie eso?
“Con trabajo… ¡Trabajando! Tomándome en serio lo que estoy haciendo. Si vas a hacer un personaje tienes que trabajar. El tiempo te da la posibilidad de descubrirlo, trabajarlo con el director, con los creativos y ellos mismos te van dando feedback, lo cual retroalimenta todo”.

Fuera de falsas modestias y en un ejercicio de introspección, ¿cuáles son tus fortalezas y debilidades?
“No quisiera ahondar, porque me da un poco de pudor, lo que te quiero decir es que debes ser tremendamente honesto contigo mismo”.

La mayoría de la gente no es honesta, no se quiere fijar en sus broncas y sólo se fija en lo bonito o lo bien que lo hacen los demás, ¿tú como le haces para ver lo malo de ti?
“Siendo auténtico. Es un trabajo de sentarte y escuchar qué estás haciendo mal, porque muchas veces puedes tener diferentes perspectivas, la que yo tengo de mí, la que tú tienes de mí y está la perspectiva que realmente existe. Hay que estar abierto al feedback que te dan los demás y eso es muy valioso, porque hay una frase que lo dice todo: ‘No mates al mensajero’”.

¿El feedback siempre lo has tenido o lo desarrollaste a lo largo de tu carrera?
“Siempre lo he tenido”.

O sea, ¿no tienes problema con que alguien llegue y te diga tus verdades?
“Mira, sinceramente, pues ya me han dicho de todo en la carrera que he tenido y al final de cuentas, me he mantenido muy firme en qué es lo que quiero y hacia dónde quiero llegar. Si me hubiera enfocado en lo que se decía, en cómo se me percibía, pues me hubiera quedado en un lugar muy específico. Esa es una fortaleza que tengo, mi tenacidad; pero ha sido un proceso muy lindo el querer fijarme una meta y tener un paso constante hacia donde quiero llegar”.

Esto es parte de un trabajo personal, introspectivo… muy del actor, ¿no?
“No sólo del actor, es un trabajo que tienes de convivencia en un set, que tiene que ver con el oficio actoral, pero también con la relación de persona a persona. Lo que pasa es que muchas veces en un set es donde aprendes, a partir del trabajo en equipo, e implica saber escuchar y también que te escuchen”.

Ahora que estás trabajando en un nivel internacional, ¿qué pasa ahí?
“Son exactamente los mismos fierros. Arriba o abajo son los mismos fierros. Lo único que cambia es tu visión, tu actitud y tu compromiso con el proyecto”.

Pero ¿qué diferencia encuentras cuando trabajas en México a cuando te enfrentas envuelto en producciones internacionales?
“Tiempo… Tienes más tiempo para poderte preparar. La diferencia, a veces, sólo tiene que ver con las limitantes que enfrentamos en nuestro país, aunque la manera en como se trabaja en México te da unas herramientas muy importantes, porque al tener poco tiempo siempre hay que resolver más rápido, estar al mil”.

De esos dos ambientes, internacional y mexicano, ¿no hay uno mejor que otro?
“Yo creo que lo mejor es seguir trabajando”.

¿Qué viene ahora?
“Después de El Elegido, la primera vez que una película mexicana se estrena directo a la pantalla de Netflix y en 190 países, esperar la confirmación de la segunda temporada de El Exorcista. Por cierto, a mucha gente le pareció raro que se tocara el santo grial del terror para hacer una serie. Cuando a mí me llegó el piloto, dije: ‘No manches, esto está rarísimo’, y ya cuando lo leí, dije: ‘¡No mames, esto está muy bueno!’. Lo sumamente chingón es que había un personaje mexicano y este se salía por completo del cliché que se maneja en las películas o series sobre como nos ven a los mexicanos en Estados Unidos. Estas también son las historias que quiero contar… Más allá de la serie, que es increíble”.

A lo mejor la pregunta es muy obvia, pero, ¿por qué es tan importante no crear estereotipos?
“Porque al final de cuentas es una mentira y es como tomar el camino fácil”.

¿Qué crees que somos los mexicanos?
“Lo que quiero y quise dar con ese personaje, en específico, es que como cultura somos una cosa tremendamente rica, que no somos ese estereotipo y que es errónea la forma en que nos ven. Creo que también es una responsabilidad nuestra el poder decirlo y hacerlo”.

Pero en el mundo del entretenimiento, donde se siguen los clichés, también es cierto que trabajas con el rostro y el cuerpo, sin embargo, ¿hasta dónde aguanta esto?
“Considero que lo importante es tu trabajo y uno invierte en lo que decide. Si uno sólo lo hace en lo físico, la fecha de caducidad es muy rápida. Entonces hay que invertir en otro tipo de cosas, hay que invertir en proyectos que estén interesantes, en personajes que valgan la pena… De ese modo, lo único que va a pasar es que no dependas enteramente de ello. Yo he tratado de diversificarme un poco más… ¡Y eso es todo!”.

UHQUHQUHQUHQ

The Red Bulletin México

Share
Lamenta Alfonso Herrera cancelación de Sense8
Archivado en Noticias Series Sense8

Lamenta Alfonso Herrera cancelación de Sense8

El actor Alfonso Herrera lamentó la cancelación de la serie de ciencia ficción Sense8, en la que participó, a la que definió como muy significativa y compleja por su historia.

Para mí y para todos los que estuvimos en el proyecto fue muy significativa, tanto por la complejidad de su historia y producción, como por su trasfondo”, externó Herrera en un comunicado en el que también agradeció a la plataforma de Netflix, así como a las hermanas Wachowski, a James McTeigue, a Carmen Cuba y a Peter Friedlander por hacerlo parte de esa hermosa y vanguardista historia.

Reitero mi admiración por Lana (Wachowski), por su pasión y compromiso, de los cuales nos contagió día a día en cada locación y en cada puerto al que llegamos para armar este complejo rompecabezas, que nos dio tanto”, expresó el actor.

Para mí y para todos los que estuvimos en el proyecto fue una serie muy significativa, tanto por la complejidad de su historia y producción, así como por su trasfondo.

Lamento mucho su fin, pero agradezco enormentemente a Netflix, las hermanas Wachoswki, James Mcteigue, Carmen Cuba y Peter Friedlander por hacerme parte de esta hermosa y vanguardista historia.

Reiteró mi admiración por Lana, su pasión y compromiso, los cuales nos contagió día a día en cada locación y en cada puerto al que llegamos para armar este complejo rompecabezas, que nos dio tanto.

Alfonso Herrera

Instagram

Luego de dos temporadas, Netflix dio a conocer que no continuará con la serie de ciencia ficción de las hermanas Wachowski (Matrix), en la que también participó la mexicana Eréndira Ibarra.

Sense8, que debutó en 2015, contó en sus dos entregas con 23 episodios, en los que a lo largo de 16 ciudades y 13 países los personajes de la trama están interconectados psicológicamente.

Notimex

Share
Alfonso Herrera: “Esta ficción sigue siendo necesaria”
Archivado en Noticias Series Sense8

Alfonso Herrera: “Esta ficción sigue siendo necesaria”

Acaba de ser padre, ha rodado la película El Elegido y la serie El Exorcista… y aún le queda tiempo para recorrer medio mundo y grabar Sense8 en la piel de Hernando. Pero si hay algo que Alfonso Herrera tiene claro a pesar del éxito es que no piensa abandonar su México natal.

¿De dónde sacas el tiempo?
“La verdad no lo sé, pero a veces tengo la sensación de que no hago nada (risas). Creo que puedo con todo solo por mis ganas de seguir aprendiendo”.

¿Qué puedes contar de la segunda temporada de Sense8?
“No puedo hacer ningún spoiler, pero diré que cuando nos sentamos todos juntos en Berlín a leer los capítulos, no dábamos crédito. A mí me voló la cabeza lo que escribió Lana [Wachowski]”.

En esta serie trabajas con actores de todo el mundo… ¿Qué crees que aportas tú?
“¡Mi mexicanidad! (risas). Somos dicharacheros, escandalosos, nos gusta la fiesta… Miguel Ángel siempre me dice que no entiende por qué hacemos todo a lo grande. Y yo le digo: ‘¡Mira quién fue a hablar!’ (risas). Y  es que él tiene una energía brutal”.

En la segunda tanda, ¿llegaremos a ver juntos a todo el reparto?
“Eso es parte de la trama que no debo adelantar… Hemos grabado una secuencia en el mítico salón de baile Los Ángeles de Ciudad de México, donde aparecemos todos los sensates juntos…”

Sense8 rompe con los tópicos machistas que en México, por ejemplo, siguen imperando…
“Efectivamente. La serie huye de los estereotipos y sigue siendo necesaria. Me siento muy orgulloso de formar parte de ella. Y en mi país siguen existiendo ideas conservadoras, siempre fruto de la ignorancia”.

¿No te has planteado mudarte a otro lugar?
“Me niego a salir de México, y mira que me han insistido. Allí está mi familia y eso es mucho más importante que el trabajo”.

Además, ¡acabas de ser papá!
“Sí. Daniel tiene ahora siete meses y, aunque dormimos muy poco, estamos felices”.

A pesar del éxito de Sense8, ¿tu vida sigue siendo la misma?
“Es que yo no dejo de verlo como un trabajo. Lo que sí que ha cambiado es la oferta, que es mayor”.

¿Gracias a Netflix, por ejemplo?
“Totalmente. Han democratizado el consumo: puedes ver lo que quieras, donde quieras y cuando quieras”.

¿Y no crees que esto perjudica a las salas de cine tradicionales?
“No lo creo. Al final ir al cine es como un ritual que dudo que desaparezca: salir de casa, caminar hasta allí, comprar la entrada, esperar a que se apaguen las luces…”

Y tú, ¿eres consumidor de series de televisión?
“Sí. Me gustan mucho The O.A. y, por supuesto, House of Cards”.

En los inicios de tu carrera te vimos cantar. ¿Te atreverías a protagonizar un musical?
“Quiero trabajar y si surge un proyecto interesante, por supuesto que lo haría. Es más, sería un error no hacerlo. Pero de momento no me han propuesto nada”.

Supertele

Share
Fotos: Segunda temporada de Sense8
Archivado en Noticias Series Sense8

Fotos: Segunda temporada de Sense8

El pasado viernes 5 de mayo, a través de Netflix y a 190 países, estrenó la segunda temporada de Sense8 con 10 nuevos episodios. Te traemos las capturas de estos episodios en alta calidad en nuestra galería de fotos. ¿Qué te ha parecido esta temporada? Puedes explicarnos en los comentarios.

HQHQHQHQHQ

        

Share
Entrevista extrema a Alfonso Herrera – Vanity Fair México
Archivado en Noticias Series Sense8 La Ciencia de lo Absurdo El Exorcista

Entrevista extrema a Alfonso Herrera – Vanity Fair México

En espera de la confirmación de una segunda temporada de El Exorcista y a punto de rodar una nueva entrega de La Ciencia de lo Absurdo, Alfonso Herrera nos habla sobre el estreno en Netflix de la película El Elegido y la nueva temporada de la serie Sense8. También nos confiesa, entre otras cosas, por qué considera al director Luis Estrada un profeta y por qué Amar te Duele le sigue “doliendo” 15 años después de haberse estrenado. “En la foto de mi IFE todavía tengo los pelos güeros de Amar te Duele. Cada vez que voy al aeropuerto y lo enseño, me dicen: ‘¿Por qué la mató?’. Mucha gente me ha dicho que ya es momento de cambiarla“.

¿No teme que su personaje en Sense8 (hace de pareja de Miguel Ángel Silvestre) merme el éxito que tiene entre el público femenino?
“Ese tipo de cosas son cuestión de morbo. Trato de ser profesional, dar lo mejor de mí en cualquier papel y no fijarme en ese tipo de opiniones. Justo el propósito de la serie es eliminar ese morbo”.

¿Cómo afronta, como actor, las escenas íntimas con Miguel Ángel Silvestre?
“Simplemente son dos personas que se están demostrando amor, independientemente del sexo de quienes componen la pareja”.

Ha sido objeto de muchas especulaciones en ese sentido, ¿es de los que contesta cuando le atacan en redes sociales?
“Difícilmente me engancho, solo cuando tiene que ver con futbol”.

¿Cuál es la mentira más absurda que ha leído sobre usted?
“Han dicho que va a haber reencuentro de RBD no sé cuántas veces. También me han liado con gente con la que no tengo relación y han fingido peleas con personas con las que me llevo bastante bien”.

En El Exorcista es el público el que sufre. En la vida real, ¿qué le da miedo a usted?
“Los gobernantes que tenemos en este país; es terrible”.

Si tuviera que dirigir el Gobierno de México, ¿lo haría en clave de comedia o de tragedia?
“A veces te dan ganas de reír y otras de llorar. Hace no mucho hablé con el director de La dictadura perfecta de cómo parece que agarraran la película, se nutrieran y tomaran las herramientas que ahí se exponen. Es como si Luis Estrada se convirtiera en la Biblia de lo que ahora están haciendo. Fue una especie de profeta. Ves la cinta y te ríes, pero de una manera peligrosa, porque te ríes de la realidad de tu país y de cómo lo manejan”.

A pesar de andar de un lado para otro por trabajo, siempre regresa a su patria, ¿por qué?
“He trabajado mucho para construir algo aquí y no lo quiero dejar”.

Con tantos viajes, ¿se considera ya ciudadano del mundo?
“Soy mexicano”.

¿Qué opina de la frase: Veré la película solo porque sale Poncho Herrera?
“¡Bienvenido! Mientras la vean, está maravilloso. Cuando estaba haciendo la obra Nadando con Tiburones fue justo el año en el que Demián Bichir estaba nominado al Oscar; entonces mucha gente iba solo por verlo a él. Al final se llevaban una sorpresa porque, además de cumplir el objetivo, disfrutaban de una buena historia”.

¿Alguna vez se le ha ido una línea?
“Sí, en teatro es horrible. Fue en esa obra. Estaba haciendo una escena con Ana de la Reguera, ella me dio el pie y yo me quedé en blanco. La miré durante unos segundos y ella abría y cerraba los ojos como diciendo: “¿En qué te ayudo?”. Reaccioné a los cinco segundos, pero para mí se sintió como una hora”.

¿Extraña cantar?
“No, lo sigo haciendo en la regadera”.

¿Es bueno?
“Soy entonado”.

¿La fama cuesta o crea adicción?
“Yo creo que no existe. La veo como un trabajo; voy, checo mi tarjeta y al final del día salgo y regreso con mi familia”.

¿Qué tal lleva eso de ser padre?
“Soy feliz, estoy feliz. Es la montaña rusa más increíble que me ha pasado. Desde que mi hijo llegó todo gira en torno a él y es maravilloso. Eso sí, de dormir ni hablamos…”

¿Qué quiere ser de grande?
“Quiero no perder el hambre de seguir aprendiendo y haciendo cosas nuevas. Es lo único que le ruego a cualquier energía superior”.

¿Cree usted en Dios?
“Sí, aunque de una manera muy personal y particular”.

La más esperada

La segunda temporada de Sense8, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Strazcynski, se estrena el 5 de mayo.

VFMX

Share
Hombre de estilo: Alfonso Herrera (InStyle México)
Archivado en Noticias Series Sense8

Hombre de estilo: Alfonso Herrera (InStyle México)

Ni el golpe inmenso de fama que trajo consigo RBD fue capaz de cambiar su esencia templada y racional. Poncho asegura que aunque su personalidad se ha ido definiendo más con las experiencias que ha vivido, sigue siendo el mismo chico que juega fútbol con cualquier piedrita que se tope en la calle.

Vacaciones ideales: Quedarse en casa y ver series.
Comida favorita: Oaxaqueña y yucateca.
Prenda preferida: Cuando hace calor, las bermudas.

Ser parte de un fenómeno como lo fue RBD pudo haber desbalanceado la vida a cualquiera, pero para alguien tan centrado como Poncho solo significó una gran oportunidad. “Sigo siendo la misma persona. Afortunadamente pude involucrarme en un proyecto que a fin de cuentas nos dio, a todos los involucrados, la posibilidad de seguir trabajando. Así lo vi siempre”, asegura. Y es claro que la sencillez no es algo que lo abandone en ningún momento, ni siquiera ahora que su vida atraviesa un momento sumamente emocionante. Además de ser parte de grandes proyectos como la serie de Netflix Sense8, en la que lleva dos temporadas, le sucedió lo que describe como “la montaña rusa más increíble a la que se ha subido en la vida”: convertirse en papá.
Cuando habla de esta nueva etapa, literalmente lo único que puede decir es que es “muy, muy feliz” mientras le brillan los ojos.

Ahora que eres papá, ¿ha cambiado la forma en que eliges tus proyectos?
“No creo. Para mí, lo importante es que sean personajes que me saquen de mi zona de confort”.

¿Cómo en el caso de tu personaje, Hernando, en Sense8?
“Sí. Él es alguien que vive tras bambalinas, está ahí para apoyar y contener a su pareja Lito (Miguel Ángel Silvestre) que es un volcán de emociones y susceptibilidades”.

Y cuando estás grabando fuera de México, ¿qué es lo que más extrañas?
“Te diría que a mí familia, pero ya no pasa eso porque ahora se vienen conmigo y eso cambia todo. Así que creo que extraño la calidez de los latinos. Específicamente, cuando me fui a Chicago, aunque está lleno de mexicanos, la calidez que tiene la gente en México es única en el mundo”.

¿Cuáles son los momentos que más disfrutas cuando no estás trabajando?
“Cuando regreso a mi casa. Generalmente mi esposa y yo entrenamos juntos y es algo que disfruto mucho, es como nuestro momento. También me encanta ir al cine y hasta no salir de casa y ver series enteras, eso me fascina”.

¿Cómo vives la era en la que los fans esperan ver todo de tu vida en las redes sociales?
“Considero que las redes sociales son una extensión de nosotros, pero mi perspectiva es que tanto Snapchat, Twitter e Instagram sirven más bien para plasmar opiniones y lo que estás haciendo en tu día a día. Bien utilizadas, de una manera responsable e inteligente, sí creo que pueden crear un cambio positivo”.

¿Crees que el estar activo en redes sociales te impide por momentos estar presente en tu vida diaria?
“No, generalmente no me engancho mucho en eso. Cuando sucede algo de lo que todo el mundo está opinando trato de aceptar todo lo que se dice y dejarlo ir”.

Constantemente tienes que ir a eventos, ¿sufres por tener que arreglarte para los red carpets?
“Ya no. Antes las sufría mucho pero ahora creo que hay muchísimas opciones para sentirte bien y estar cómodo”.

Y en cuanto a tu estilo del día a día…
“Soy muy relajado. Siempre he sido más fan de la comodidad y creo que no tiene que ser algo desaliñado. Es importante que tú te sientas bien con cómo te ves; cuando te sientes seguro te puedes manejar de una manera mucho más fácil y práctica”.

¿Disfrutas ir de compras?
“Mi esposa me ha ‘adiestrado’ bastante bien para agarrarle el gusto al shopping, pero yo no soy tan de ir de compras”.

¿Qué marcas de ropa prefieres?
“Me gusta mucho Banana Republic, es algo cómodo, práctico y al mismo tiempo puede ser elegante. También hay unos zapatos brasileños que me gustan mucho, se llaman Hocks, están muy padres y puedes caminar y caminar sin cansarte”.

¿Qué cosas sabría de ti alguien que te conoce perfectamente?
“Que prefiero lo salado que lo dulce, que soy un apasionado del fútbol y que me encanta leer. Ahorita estoy leyendo Salvajes de Guillermo Arriaga y está buenísimo”.

Share